top of page

INCOMODANDO al patriarcado: cuando la diversidad femenina desafía la hegemonía




El video de Anaís Duarte, la joven que aspira a Chica Polar 2024, ha desatado un debate crucial sobre la representación femenina en la sociedad venezolana. Más allá de una simple elección publicitaria, este caso nos invita a reflexionar sobre la incomodidad que genera la libertad femenina en un contexto patriarcal.


Tras la publicación del video, las redes sociales se inundaron de comentarios misóginos y discriminatorios. Se criticó el físico de la joven, su espontaneidad y hasta su derecho a querer ser imagen de la marca.


La lógica patriarcal nos impulsa a compararnos entre nosotras, reforzando la idea de que solo una puede ser la "mejor". Esta comparación desvía la atención del problema real: la cosificación de las mujeres.


Algunos sectores argumentan que la elección de la Chica Polar debe seguir un modelo tradicional de belleza, ignorando la realidad diversa de las mujeres venezolanas. Esta defensa de la tradición esconde el deseo de mantener el control sobre la imagen femenina.


La incomodidad del patriarcado ante la diversidad femenina es evidente. Su ideal de belleza hegemónica se ve amenazado por la realidad tan diversa de las mujeres venezolanas (porque todo bien con ser Miss, pero la mayoría no nos vemos como ellas).


Esta incomodidad es mucho más visible cuando:


  1. Las mujeres que no se ajustan a la norma de belleza son excluidas de espacios de poder, visibilidad y reconocimiento.

  2.  La publicidad, los medios de comunicación y la sociedad en general perpetúan estereotipos femeninos que generan violencia simbólica contra las mujeres que no se ajustan a ellos.

  3. Las mujeres son discriminadas en el mercado laboral por su apariencia física, maternidad o edad.


Es necesario que, como mujeres y como sociedad, tomemos el tiempo para deconstruir estos patrones patriarcales, así que aquí dejo algunas acciones que podemos tomar para luchar contra lo mencionado:


  • Educar en igualdad: Es fundamental educar a las nuevas generaciones en valores de igualdad, respeto y diversidad.

  • Cuestionar los estereotipos: Debemos ser críticas con los mensajes que recibimos de la publicidad, los medios de comunicación y la sociedad en general.

  • Apoyar a las mujeres que desafían la norma: Es importante visibilizar y apoyar a las mujeres que rompen con los estereotipos femeninos tradicionales.


El caso de la Chica Polar 2024 nos invita a reflexionar sobre la necesidad de construir una sociedad donde las mujeres seamos libres de ser nosotras mismas, sin ser cosificadas, discriminadas o violentadas y sin seguir sexualizando a la diversidad. La deconstrucción del patriarcado es una tarea colectiva que requiere del compromiso de todas, todos y todxs.


Posdata: Un llamado a la acción. Invito a todas las mujeres a reflexionar sobre su papel en la perpetuación de los estereotipos femeninos. Es hora de unirnos en la lucha por una sociedad donde la diversidad sea valorada y la libertad femenina sea una realidad.


Comments


bottom of page